logo-mat

titulomat

facetwitter

Sala Permanente

Terminadas las guerras de independencia la incipiente nación colombiana comenzó a cuestionarse y a crearse en todos los órdenes despertándose paulatinamente del largo letargo colonial. En el caso de las Bellas Artes el despertar fue especialmente lento comparado con otros países de la América Hispana como Argentina, México y Chile, logrando acercarse a la realidad del contexto internacional en la última década del siglo XIX con la creación de la Escuela de Bellas Artes y a mediados del siglo XX con el surgimiento del arte moderno en Colombia.

LAS ACADEMIAS

Acevedo Bernal pintando una pechina de la capilla del sagrario. AutorDelio Ramirez Beltrn. Coleccin Ortz- Salazar
bella
Paisaje de la sbana. Autor Jess Mara Zamora
Retrato de Clopatofksy. Autor Epifanio Garay. leo. Coleccin Ortz Salazar
Triunfo de la virgen del carmen. Autor Ricardo Acevedo Bernal. leo. Coleccin Ortz Salazar
Virgen con el nio. Autor Ricaro Acevedo Bernal. Tcnica leo. Coleccin Ortz Salazar
 

El difícil ingreso a la famosa Escuela de Bellas Artes de París motivó a mediados del siglo XIX la creación de un gran número de academias particulares que tenían como finalidad principal la de preparar a los artistas para los difíciles exámenes de dibujo, composición y colorido de la Escuela de Bellas Artes. Los profesores de estas instituciones eran famosos miembros de número de la Academia de Bellas Artes de París que pretendían proteger las tradiciones del "buen arte y buen hacer" de los jóvenes artistas promoviendo un rígido sistema de enseñanza. El método consistía en copiar las esculturas antiguas y las litografías clásicas para aprender a refinar la forma y el manejo del claroscuro, luego dibujaban el modelo del natural en las mismas poses de las esculturas creando así las llamadas "ACADEMIAS". Preparándolos para las grandes comisiones de contratos públicos de Iglesias y Palacios los jóvenes eran entrenados en la práctica del Apunte, el Boceto y el Ebauche que era un apunte rápido de óleo para analizar la atmósfera de color en la futura obra. El Bodegón se enseñaba para aprender del natural el manejo de la luz y la técnica pictórica y los paisajes al aire libre eran una práctica común para dominar el Ebauche; de ésta manera jerarquizaban los temas de la pintura, colocando así a las grandes composiciones religiosas e históricas como el clímax final del desarrollo artístico. Los artistas latinoamericanos que superando muchas dificultades lograban viajar a París entraban a estudiar en éstas instituciones compartiendo sus salones con pintores de toda Europa y con futuros famosos artistas como los impresionistas. En las clases nocturnas de la Academia Colarosi estuvieron Ricardo Acevedo Bernal y Ricardo Borrero Álvarez, en la Academia Julián, Epifanio Garay, Coriolano Leudo, Francisco Antonio Cano.

En Colombia y siguiendo este modelo europeo Alberto Urdaneta funda en 1886 la Escuela Nacional de Bellas Artes, entidad que se encargaría de la formación de prácticamente todos los artistas de comienzos de siglo. En los años que le restaban al siglo XIX dieron clases allí el pintor italiano César Sighinolfi los españoles Luis de Llanos y Enrique Recio Gil y el mejicano Felipe Santiago Gutiérrez así mismo los colombianos Andrés de Santamaría, Ricardo Acevedo Bernal, Epifanio Garay y Pantaleón Mendoza.

En los años 30 del siglo XX la Dirección de la escuela de Bellas Artes bajo la dirección de Luis Alberto Acuña, fundador del grupo Bachué, hizo una profunda reforma al sistema académico despidiendo a todos sus antiguos profesores buscando "deseuropeizar" la enseñanza de las artes plásticas. Esto sumado a las muertes de Acevedo Bernal, Borrero Álvarez, Roberto Pizano y Francisco A. Cano, todas ocurridas en la década del treinta, marcaría el final del movimiento Académico en Colombia.

Paradójicamente al Grupo Bachué, Ignacio Gómez Jaramillo y sus alumnos entre los que se contaba Alejandro Obregón, le harían la revolución a finales de los 50 aplicándoles un ostracismo que los acompañaría el resto de sus vidas.

De esta forma el verdugo de la "academia" Luis Alberto Acuña se retira a morir a Villa de Leiva viejo, olvidado y decepcionado de las intrigas del mundo del arte.

 

LOS PAISAJISTAS

Después de haber sido considerado por mucho tiempo un tema menor, poco a poco el Paisaje fue cobrando preponderancia dentro del desarrollo de las artes plásticas, gracias al auge en Francia de la Escuela de Barbizón y en España de los seguidores de Mariano Fortuny, pintor catalán que de una manera muy virtuosa trato de captar en su pintura los diferentes efectos de la luz natural. Por supuesto, el éxito del movimiento impresionista, con su fresca manera de ver el paisaje y la alegría del colorido también influyeron en la revalorización del género. En 1884 Andrés de Santa María creó la cátedra de paisaje en la Escuela Nacional de Bellas Artes junto con los excelentes pintores españoles Luis de Llanos y Enrique Recio Gil.

06thumb07thumb08thumb09thumb10thumb